Hoy en día internet, los móviles y los videojuegos, lo que se conoce como nuevas tecnologías, ocupan gran parte del tiempo de los niños y adolescentes, pero ¿Es positivo? Muchos padres opinan que a través del móvil pueden comunicarse con sus hijos y saber dónde están en cualquier momento, pero hay que ser cautos con el uso que hacen y el tiempo que le dedican para evitar una posible adicción.Adicción a las nuevas tecnologías

Por un lado, son muchos los beneficios del uso de las nuevas tecnologías para los adolescentes, mayor acceso a la información, nuevas relaciones a través de la red y mantenimiento de las ya existentes, ocio y entretenimiento… pero por otro lado, su uso también tiene consecuencias negativas como dejar de relacionarse con su familia y amigos, atención y dedicación excesiva, uso durante períodos de tiempo largos, disminución de actividades (estudiar, salir con sus amigos, actividades extraescolares).

Hay que prestar atención cuando las nuevas tecnologías les causan problemas o interfieren en su vida diaria, sobre todo en los adolescentes que son más sensibles a ellas y están más expuestos.

Síntomas frecuentes en adolescentes.

Algunos de los síntomas indicativos de una posible adicción a las nuevas tecnologías en adolescentes son:

  • Negación y ocultación.
  • Sentimiento de culpa.
  • Alteración del sueño y de la alimentación.
  • El adolescente suele poner excusas cuando se le dice que finalice la conexión con frases del tipo “ahora voy” o “un rato más”.
  • Disminución de la autoestima.
  • Permanecer mucho tiempo conectado y perder la noción del tiempo.
  • Descuido del aspecto físico y la higiene personal.
  • El adolescente tiende a sentir que internet es el único sitio donde se siente bien, descuidando también sus relaciones sociales.
  • Aislamiento de la vida familiar y social. Únicamente cuentan con “amigos virtuales”.
  • Sentimientos de ansiedad, depresión, soledad, irritabilidad, impaciencia, malas contestaciones…
  • Ira cuando deben desconectarse de internet, se les quita el móvil o deben dejar de jugar.

Como he dicho anteriormente la adicción a las nuevas tecnologías es más frecuente en adolescentes, pero es importante educar y poner límites desde que el niño es pequeño, no solo para que aprendan a hacer un uso racional, sino también porque influye en su desarrollo. Para ello:

  • Limitar el tiempo que el niño pasa viendo la televisión.
  • Evitar que el niño muy pequeño juegue con el móvil de los padres o la tablet. Es un buen recurso de entretenimiento e incluso didáctico, pero hay que ser precavidos con el tiempo de uso, además de mejorar la calidad del contenido.
  • No comprar un móvil cuando el niño sea pequeño, esperar a que tenga una edad prudencial y educarle siendo primeramente nosotros modelo de uso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies