Tabla de rutinas

Establecer rutinas en casa suele ser un problema. Las mañanas en casa suelen causar conflicto, el niño no quiere vestirse antes de desayunar y nos retrasa para ir al colegio, o no quiere bañarse por la tarde… lo que suele derivar en discusiones en casa.

A parte del cumplimiento de rutinas, otro problema suele ser el agotamiento de los padres al tener que repetir varias veces al niño qué tiene que hacer y éste no obedecer.

Una de las mejores formas de evitar problemas tanto por las noches como por las mañanas es animar a los niños a participar en la creación de una tabla de rutinas y dejar luego que la sigan, en lugar de decirles qué deben hacer.

 

Desde el enfoque de Disciplina Positiva, se plantea su realización desde el respeto mutuo, es decir, teniendo en cuenta sus necesidades, las nuestras y las necesidades de la situación; validando sus sentimientos y siendo firme y amable al mismo tiempo.

¿Cómo realizar una tabla de rutinas?

A continuación os explico cómo realizar una tabla de rutinas:

  • Hacerlo juntos. Es fundamental hacerlo con el niño para que se sienta parte de ello y se implique a la hora de cumplir las rutinas. Si llegamos un día nosotros con la tabla de rutinas, ya no es disciplina positiva porque no hemos tenido en cuenta sus necesidades.
  • Se le explicará al niño: ”podríamos hacer una lista de las rutinas que sueles hacer habitualmente para poder recurrir a ella siempre que tengamos dudas, ¿Te parece?
  • Una vez que el niño está de acuerdo, se realiza una lista de cosas que hay que hacer una vez nos hemos levantado y antes de ir al cole. Recuerda se realiza conjuntamente, “¿Qué es lo primero que hacemos cuando nos levantamos?, ¿Después que sigue?….”.
  • Una de las claves fundamentales para que las rutinas funcionen es implicar al niño, hacerlo partícipe.
  • Es importante pedirle al niño que los ordene por orden de importancia o lo que se debe hacer primero.
  • Después le planteamos la posibilidad de hacer dibujos o pintar algunos que podamos buscar en internet.
  • Una vez la tengáis hecha, escoged juntos el lugar donde la vais a colocar para que todos la tengáis a la vista.
  • Una vez empecéis con la tabla de rutinas, en vez de ordenar o sermonear, pregunta “¿Qué sigue ahora en la tabla de rutinas?”.

¿Cuál es el objetivo de realizar una tabla de rutinas?

La finalidad es ayudar a los niños a sentirse capaces, responsables y motivados, además de ayudarles a organizarse con las rutinas del día a día.

¿Os animáis a hacerla?

Un abrazo

Alejandra

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies